martes, 13 de julio de 2010

BENDICIÓN DE LOS ALIMENTOS


¿Te has fijado que los hombres comemos y bebemos de modo distinto de como lo hacen los animales? Habitualmente, comemos en la mesa, sentados, reunidos en familia, utilizando adecuadamente los cubiertos y la servilleta y cuidando unas normas de educación. Los hombres y las mujeres no somos animales. Somos hijos de Dios.

Por eso, un cristiano cuida también una tradición muy antigua que consiste en bendecir la mesa. La comida es un regalo que Dios nos hace todos los días. La recibimos con agradecimiento y pedimos también por todas aquellas personas que quizá no tienen qué comer.

También le pedimos a Dios que un día podamos estar sentados con Él a la mesa en el banquete celestial.

Tú puedes rezar la bendición que te hayan enseñado tus padres.

Pero también puedes aprenderte esta otra:

Bendice, Señor, a nosotros y a estos alimentos que recibimos de tus manos. El Rey de la eterna gloria nos haga partícipes de la mesa celestial.
Publicado por DonJoan TOMADO DEL BLOG:http://primeroseducadores.blogspot.com

1 comentario:

Cotillonesdefiesta dijo...

Estela, que bonito blog. También soy venezolana. Ha sido un placer visitarte y llevarme tan bonita oración. Te invito a ver el mio: www.cotillonesdefiesta.blogspot.com trabajo con cartón y tengo paso a pasos muy bonitos. Besos